(1959) LES QUATRE CENTS COUPS – François Truffaut

AntoineNo hay un lugar
sin esa rabia que se agolpa
sobre entrañas putrefactas,
barbas, bocas y colmillos.

No hay un lugar
sin sus gruesos murmullos,
sin sus falsas caricias,
sobre un vástago indigno.

No hay un lugar
donde la libertad se precipite
exenta del daño irremediable
de palabras lanzadas al azar.

Existe el mar,
una posibilidad,
a la orilla de esta vida.

© 2013 Gabriel Gonzales León

Esta entrada fue publicada en Palabras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s